Los juguetes educativos son ideales para que nuestros niños aprendan sobre distintos temas de interés como geografía, biología y sociedad por medio de una actividad divertida.

Sin embargo muchas veces creemos que sabemos diferenciar este tipo de juegos de los otros, que le permiten al niño tener un desarrollo físico y mental. Hoy hablaremos sobre los juguetes educativos que puedes comprar para tus hijos.

¿Qué tipo de juguetes educativos puedo comprar a mis hijos?

Estos son algunos de los muchos juguetes educativos que puedes encontrar en las tiendas.

  1. Juegos de acertijos: una de las mejores formas de educar a los niños es por medio de los acertijos. Muchos juegos del tipo educativo intentan jugar a los acertijos pero con temas como geografía, biología o matemáticas.
    Por medio de esta forma de juego, los niños memorizan y aprenden.
  2. Juegos de memoria: muchos juguetes educativos hacen uso de la memoria para que de esta forma los niños puedan agilizar su mente.
    Es utilizado para juegos que involucren clases de animales, de números entre muchas otras ideas.
  3. Juguetes de relación: uno de los juguetes educativos que más ayudan en el proceso cognitivo de los niños, son los de relación.
    Por medio de imágenes de cosas, te figuras o colores, los niños aprenden a relacionar aspectos con otros, de esta forma aprenden más y ayuda en su proceso mental.
  4. Juguetes que impliquen armar y desarmar: los juguetes que impliquen el armado y desarmado de cosas son muy buenos para educar a los niños.
    Un buen ejemplo de ellos es armar partes del cuerpo humano como el corazón o el cerebro.
    Armar juguetes como robots o casas, son ideales para los niños en mediana edad.

5 beneficios de los juguetes educativos

Estos son los 5 beneficios que tiene el comprar juguetes educativos a los niños.

  1. Permite el desarrollo social: cuando los niños juegan y comparten no solamente aprenden cosas relacionadas con el conocimiento, sino también a las formas en las que pueden socializar con otros, compartir, hablar entre muchas otras.
  2. Habilidades cognoscitivas: los juegos educativos permiten que los niños utilicen su mente, permite que realicen juicios y permite que realicen elecciones.
  3. Concentración: este tipo de juegos permite que los niños se concentren más y mejor en cada de una de las actividades.
    Bien sean juegos de mesa, de memoria o de acertijos, la concentración es la clave dentro de estos juegos.
  4. Competitividad: Los juegos no solo enseñan sobre temas de interés o sobre la socialización, también sobre el sentido de competencia.
    Ganar y perder son acciones y consecuencias propias de la vida, por tanto estos juegos impulsan a los niños a ganar pero les permite también saber perder.
  5. Autoestima: parece increíble de creer, pero el rol de juego educativo ayuda a construir una fuerte autoestima, cuando somos premiados o corregidos en los juegos.
    De esta forma el niño aprende a valorar sus características positivas que se evidencian cuando juega y comparte con otros.